La boca y los dientes: Aspectos clave

Uno de los rasgos físicos que atrae en primer lugar la atención de las personas es la boca, debido a su capacidad para generar todo tipo de expresiones faciales, gracias a la movilidad de los músculos que la rodean, de los huesos y, por supuesto, de los dientes.

Más allá de la función masticatoria, gestual y estética, la boca es una de las partes del cuerpo humano más versátiles, siendo necesaria para desarrollar diversas y diferentes funciones. Constituye el punto de inicio del aparato digestivo, a través del cual se ingieren los alimentos y se preparan para su deglución. También interviene en el lenguaje, mediante la articulación conjunta de los labios, la lengua y los dientes. Además, la boca participa de forma secundaria y complementaria en la respiración. Sin olvidar que recoge el sentido del gusto, permitiendo la percepción de los sabores y un mayor disfrute de la comida, siempre que tengamos una buena salud oral.

La boca

La boca presenta toda una serie de estructuras que actúan de forma coordinada para permitir el desarrollo de actividades tan diversas como la masticación, la gesticulación o la respiración.

Estructuras de la boca:

  • Labios: Son externos y conformas la parte más visible de la boca.
  • Mucosas: Membranas de color rosa que se unen con las encías y recubren las partes de la boca donde no hay hueso.
  • Encías: Tejidos que cubren los huesos maxilares y rodean a los dientes.
  • Maxilares: Huesos que soportan los dientes. Pueden ser superiores o inferiores.
  • Lengua: Órgano formado por músculos donde se encuentran las papilas gustativas y las glándulas salivales.
  • Paladar: Forma parte del maxilar superior. Su parte anterior (paladar duro) está formada por hueso y su parte posterior (paladar blando) continúa hasta la laringe.
  • Dientes: Estructuras de color blanquecino que se encuentran en las arcadas dentarias, que están a su vez en las encías. Forman dos hileras antagónicas que se conectan en la parte frontal de la boca.

Los dientes

De todas las estructuras que se encuentran en la boca, los dientes son las más importantes. Los dientes son las estructuras más duras del cuerpo humano,, siendo responsables de la trituración y masticación de los alimentos, que deben pasar al tracto digestivo en un estado semisólido para poder ser digeridos.

En edades avanzadas, las personas tienen 32 dientes definitivos, 16 en cada lado de la boca. Se distinguen cuatro tipos de dientes, que se diferencian por su forma y misión.

Tipos de dientes:

  • Incisivos: Ubicados en la parte más central y anterior de la arcada. Son de forma rectangular y tienen el borde afilado para ayudarnos a cortar los alimentos.
  • Caninos: Colocados después de los incisivos. Su forma puntiaguada ayuda al desgarre de los alimentos. Además ayudan a guiar los movimientos de la mandíbula.
  • Premolares: Ubicados entre los caninos y los molares, se caracterizan por tener una doble cúspide. Con ellos se inicia la trituración de los alimentos.
  • Molares: Son los últimos dientes de la arcada. Su superficie horizontal presenta surcos y cúspides y su función es la trituración de los alimentos.

Este conjunto de dientes constituye la dentición definitiva, cuya erupción comienza alrededor de los 6 años de edad. En la infancia, las personas desarrollamos una dentición temporal formada por 20 dientes que llamamos “de leche”, que son más pequeños y más blancos que los definitivos. Los dientes temporales requieren los mismos cuidados que los dientes finales, por que debemos mantener una correcta higiene dental.