la salud dental en la infancia

La salud dental en la infancia

La odontopediatría es la rama de la odontología que se ocupa de la salud bucodental en los niños y que se dedica exclusivamente a tratar casos en el periodo previo a la erupción completa de la dentición definitiva. La primera dentición consta de 20 dientes: 8 incisivos, caninos y 8 molares. Comienza con la erupción de los incisivos inferiores, entre los 6 y los 15 meses, y finaliza alrededor de los 3 años con la erupción de los molares. El hecho de que se les conozca popularmente como “dientes de leche” no significa que sean más frágiles que los definitivos. Los dientes temporales están compuestos por los mismos tejidos que los permanentes (esmaltedentina, pulpa y cemento dental). Su única diferencia respecto a la dentición permanente es que son dientes más pequeños, más achatados y generalmente de un color más blanco, de ahí su denominación “de leche”. Precisamente porque se trata de dientes idénticos a los de los adultos, están expuestos a las mismas enfermedades, sobre todo a la caries, la afección odontopediátrica más común.

Las revisiones bucodentales en el niño

Es especialmente importante instruir a los niños en hábitos de salud bucodental desde pequeños, pues al aprenderlos y realizarlos diariamente a una edad temprana, será más fácil que se conviertan en hábitos rutinarios en la edad adulta.

Respecto a la primera visita al dentista, es recomendable hacerla durante el primer año de vida del niño, una vez hayan comenzado a aparecer sus primeros dientes. Es importante normalizar las visitas a nuestra clínica y hacer que su hijo entienda la visita al dentista como algo beneficioso, así se evitará la aparición de fobias y miedos que la odontología moderna no merece. A lo largo del crecimiento del niño, es importante seguir con las revisiones salen en el sitio correcto y que cuentan con el espacio suficiente para de control en nuestra clínica, en las cuales comprobaremos que los dientes erupción. Es precisamente en estos momentos cuando se pueden producir apiñamientos dentales y/o alteraciones en el crecimiento óseo de los maxilares que debemos controlar por si fuera necesario recurrir durante la infancia y/o adolescencia a un tratamiento de ortodoncia u ortopediq dentofacial.

La caries dental infantil

Como hemos comentado antes, la caries es la principal afección bucodental en la infancia. Esta se produce una vez que erupcionan los dientes temporales especialmente si no se limpian correctamente. Existe un tipo de caries conocida como “caries de biberón” que aparece cuando se ata de azúcar al contenido del biberón del niño. El consumo habitual de bebidas azucaradas, bollería y otros alimentos ricos en carbohidratos también contribuye a la formación de caries en los dientes temporales.

Con objeto preventivo, le recomendamos un calendario de revisiones para mantener la salud oral de su hijo en las mejores condiciones. Asimismo, valoraremos la idoneidad de realizar tratamientos preventivos complementarios como fluorizaciones o sellados de fosas y fisuras.

La erupción de los dientes definitivos

Alrededor de los 6 años de edad, los dientes de leche se preparan para caer y dejar paso a la dentición definitiva. Se trata de un proceso fisiológico por el cual el diente definitivo está listo para salir, la raíz del diente comienza a reabrirse hasta que desaparece y pierde su sujeción. Por este motivo cuando se cae un diente temporal, suele presentar solo la corona del mismo.

Durante varios años los dientes de leche convivirán con los definitivos hasta que se produzca su total sustitución. Durante este periodo, los maxilares y las arcadas dentarias irán creciendo y desarrollándose para crear el espacio subiente que albergue toda la dentición permanente, compuesta ya por 32 piezas.