empaste dental
¿Qué es y para qué sirve un empaste dental? Tipos y materiales

Los empastes son uno de los tratamientos bucodentales más realizados en cualquier clínica odontológica. Los empastes sirven para corregir una de las patologías más habituales en el sector: la caries. Es difícil encontrar a alguien que no tenga ni un solo empaste, pero no por ser una patología común hay que quitarle importancia, por eso en el artículo de hoy venimos a hablar de para qué sirven los empastes y los tipos y materiales que se pueden utilizar para realizarlos.

¿Qué es y para qué sirve un empaste dental?

El empaste o la obturación dental, es el procedimiento que se realiza a la hora de tratar una caries dental en su primera fase. Consiste en eliminar la caries de la pieza afectada, limpiar y rellenar las misma con composite. De esta forma, con su total extracción evitaremos que la caries se desarrolle y se extienda por diferentes piezas dentales.

El objetivo de este empaste será mantener al diente en la boca durante mucho más tiempo, evitando que la caries pueda destrozar la pieza dental por completo.

Tipos de empastes y materiales

En función de cada caso se puede valorar dos tipos de empastes dentales:

Empastes simples

Se realizan cuando la caries es pequeña y la reconstrucción es mínima. Por ejemplo, las que se hacen en los sucos de las muelas.

Empastes compuestos

Son caries más complicadas y avanzadas que requiere de un trabajo de reconstrucción casi al completo por la magnitud de destrucción del diente. Un ejemplo de este tipo de empastes sería para las caries localizadas en las paredes de los dientes.

Otra clasificación de los empastes en según el material utilizado en el procedimiento:

El material más utilizado a día de hoy es la resina o composite. Su ventaja principal es que es muy estética, imita casi a la perfección el color de la pieza dental y por tanto se hace cómodo para el día a día. Su clara desventaja es que la duración es menor que otros materiales y por tanto requiere de mantenimiento más a menudo.

Otro material conocido es el oro o la porcelana. Este tipo de materiales requieren una técnica no directa, elaborada a medida por un laboratorio y por tanto su coste es más elevado. Tienen una buena durabilidad con el paso del tiempo.

Acabamos con dos materiales muy utilizados antiguamente ya en desuso los empastes metálicos o de amalgama. Su principal ventaja es que son materiales muy resistentes que pueden llegar a durar hasta 30 años en la boca. Su desventaja más clara es que son totalmente antiestéticos, su color gris, color metal hace que sean muy visibles y nada disimulados con el resto de las piezas dentales.

revisión dental

Coste de un empaste dental

El empaste es una tarea sencilla y habitual en las clínicas dentales. Al ser un procedimiento rápido este tipo de prestaciones dentales se incluyen a precios muy reducidos. El coste no es nada elevado en comparación con otro tipo de intervenciones, además, que es un procedimiento fundamental para la salud de tu boca. Si quieres consultar nuestras tarifas contacta con nosotros y te asesoraremos sin compromiso.

Cuánto dura un empaste dental

La duración de un empaste dental varía en función del material que hayamos utilizado como hemos descrito anteriormente. Si tus empastes están realizados con composite, durarán un máximo de 10 años, y después deberás preguntar al especialista como proceder.

Si, por el contrario, has escogido amalgama su duración es de máximo 30 años, es el material que actualmente más dura en nuestra boca.

Cualquier persona que acuda a nuestra Clínica Dental Eduardo López se le realiza una revisión general, donde uno de los principales objetivos es la detección de caries, dada la alta prevalencia en la población. Si tienes alguna duda sobre el procedimiento no dudes en consultarnos sin compromiso, somos especialistas en empastes dentales.