La caries dental: Una afección demasiado común

Los dientes están formados en su capa más superficial por el esmalte, que protege los tejidos internos del diente de las agresiones externas. Aunque el esmalte dental es el tejido más duro de nuestro organismo, ello no impide que pueda deteriorarse o verse afectado. Si esto ocurre, es necesario tratarlo para evitar que se produzcan patologías dentales que deriven en complicaciones de mayor importancia, como por ejemplo la caries dental.

¿Qué es una caries dental?

Una de las principales causas de deterioro del esmalte dental, mas allá del desgaste producido por el propio uso o la edad, es la disminución del pH de la boca provocado por los ácidos que forman cuando la placa bacteriana entra en contacto con los azúcares de algunos alimentos fundamentalmente los carbohidratos). Cuando baja el pH de la boca, crea el ambiente propicio para que los ácidos puedan actuar, facilitando la destrucción de la superficie dentaria (esmalte) y la aparición de pequeños orificios o cavidades, comúnmente conocidos como caries

No todas las personas son propensas a la formación de caries Factores como la genética, la anatomía del diente o la composición de la saliva, entre otros elementos, son decisivos en la aparición de la caries. Esto explica que dos personas con idénticos hábitos de higiene bucodental y que sigan la misma dieta alimenticia, se puedan ver afectados de forma diferente por esta patología.

La formación de caries e produce a cualquier edad, aunque más frecuentemente en niños y adolescentes, ya que en este periodo se consume una mayor cantidad de alimentos con alto contenido en azucares denominados cariogénicos) y la higiene bucodental es, por lo general, más deficiente. También las personas ancianas presentan una especial predisposición a la caries.

Síntomas

Una mayor sensibilidad al frío y/o al calor, generalmente en el diente afectado, además de la presencia de molestias más o menos intensas, pueden ser síntomas de la presencia de caries. No obstante, hay que tener en cuenta que la caries puede no dar síntomas hasta fases muy avanzadas, una vez ha alcanzado un gran tamaño y profundidad. Por eso es muy importante que acuda puntualmente a sus visitas de revisión en nuestra consulta, ya que en ellas podremos diagnosticarlas en su fase inicial y tratarlas más fácilmente.

Tratamiento

El tratamiento más habitual para la caries es la obturación, también llamada “empaste” o “restauración de composite”. La obturación consiste en la eliminación de los tejidos dañados por la caries y el posterior rellenado de la cavidad resultante mediante un material que sustituye los tejidos duros que se han perdido por la caries y garantiza la protección de la dentina.

En la actualidad, los empastes gozan de una gran durabilidad y resistencia, aunque con el paso de los años pueden deteriorarse o fracturarse. También es común que, con el tiempo, se produzcan filtraciones alrededor de los empastes realizados. En uno y otro caso, se deberá eliminar el composite deteriorado, volver a limpiar la zona y realizar una nueva obturación.

¿Cómo prevenir la caries dental?

Dado que la caries está provocada por un conjunto de factores, debernos aplicar las siguientes medidas preventivas:

  • Cepillar y limpiar los espacios entre los dientes para eliminar las bacterias al menos dos veces al día.
  • Controlar el consumo de los alimentos potencialmente cariogénicos y ricos en azúcares, limitándolos a las principales comidas.
  • Utilizar dentífricos y enjuagues fluorados para proteger el esmalte dental y evitar la adhesión de los ácidos. Además del cepillado.
    tanto en niños como adultos es recomendable realizar fluorizaciones periodos en la clínica dental
  • Sustituir los chicles con azúcar por chicles con xilitol.
  • Acudir periódicamente a revisar en nuestra clínica su salud oral.
  • En algunos casos puede ser muy recomendable proteger la superficie dentaria oclusal de los premolares y molares con un sellado de las fosas y surcos en el diente.

La caries dental, una afección demasiado común..

Por desgracia, y pese al gran esfuerzo que las organizaciones a nivel global de salud hacen, junto con los doctores y clínicas dentales para concienciar sobre estas afecciones, la caries dental es demasiado común. Las prisas, las malas comidas, la falta de higiene o incluso el estrés favorecen que aparezcan estos problemas en nuestra boca. Y además, las caries no entienden de edad, tanto en niños como adultos, estas existen. El problema de este hecho es que las caries son el principio de problemas mayores como endodoncias o sensibilidades extremas en la dentadura. Aún así, desde Clínica Dental Eduardo López no dejamos de tratar de concienciar y educar con respecto a este problema.

La prevención y la higiene bucodental

Tanto los dientes como el resto de estructuras presentes en la boca están formados por células vivas. La acción de agentes externos, como infecciones o traumatismos, puede hacer que enfermen y/o se deterioren los tejidos que forman y dan soporte al diente.

No sólo los dientes naturales necesitan ser revisados periódicamente. Los pacientes que estén usando cualquier tipo de prótesis dental deben someterse también a revisiones con el fin de evitar recisiones gingivales, roces y molestias que pueden desembocar en problemas mayores.

Si prestamos atención a la salud de nuestra boca y la cuidamos como debemos, podremos prevenir la aparición de ciertas enfermedades, o detectarles en sus fases más tempranas, lo que nos permitirá curarlas de manera más efectiva, garantizando una dentadura sana y fuerte.

Cómo mantener una correcta higiene bucodental 

Las principales afecciones como las caries o la gingivitis son enfermedades cuyo origen reside en la acumulación de bacterias en la superficie de encías y dientes. Estas se agrupan formando una película que se conoce como placa bacteriana, la cual si no es eliminada correctamente llega a formar el famoso sarro. Por lo tanto, debemos eliminar todos estos restos de placa mediante un cepillado dental después de cada comida y empleando el hilo dental.

Además, se debe acudir de periódicamente a la consulta del dentista para realizar limpiezas dentales específicas, como las tartrectomías, para eliminar estos restos de comida de nuestras encías.

A continuación os mostramos las prácticas de higiene bucodental recomendadas:

Cepillado

Imprescindible cepillar nuestros dientes después de cada comida, incluyendo la lengua. Importante también reemplazar nuestro cepillo de dientes cada trimestre, o incluso antes si vemos que se encuentra deteriorado. Con respecto a la pasta dentífrica, recomendamos usar una cuyo sabor sea agradable y esté correctamente fluorado. El flúor nos ayuda a remineralizar el esmalte y a protegerlo de la erosión de ácidos bacterianos.

Seda dental 

Entre los dientes existen huecos a los que es imposible llegar con nuestro cepillo, y en estos se quedan acumulados restos de comida y placa bacteriana. El hilo dental es la mejor solución ante este problema. Con usarlo una vez al día deberíamos ir sobrados, pero recomendamos precaución al usarlo ya que podemos hacernos daño en las encías. Suavidad y precisión.

Colutorios o enjuagues bucales 

Estas son soluciones orales creadas para complementar la higiene bucodental, pero nunca para suplir el cepillado o la seda dental. Es simplemente un paso más en la limpieza de nuestra boca. Existe una amplia variedad de enjuagues bucales.

Limpieza dental profesional 

Se conoce como tartrectomía y se realiza por un higienista u odontólogo profesional. Su principal objetivo es eliminar el sarro y la placa bacteriana acumulada entre las encías y los dientes. Los pacientes que tengan algún tipo de patología relacionada con la enfermedad periodontal precisa de un tratamiento especial para la limpieza.

La boca y los dientes: Aspectos clave

Uno de los rasgos físicos que atrae en primer lugar la atención de las personas es la boca, debido a su capacidad para generar todo tipo de expresiones faciales, gracias a la movilidad de los músculos que la rodean, de los huesos y, por supuesto, de los dientes.

Más allá de la función masticatoria, gestual y estética, la boca es una de las partes del cuerpo humano más versátiles, siendo necesaria para desarrollar diversas y diferentes funciones. Constituye el punto de inicio del aparato digestivo, a través del cual se ingieren los alimentos y se preparan para su deglución. También interviene en el lenguaje, mediante la articulación conjunta de los labios, la lengua y los dientes. Además, la boca participa de forma secundaria y complementaria en la respiración. Sin olvidar que recoge el sentido del gusto, permitiendo la percepción de los sabores y un mayor disfrute de la comida, siempre que tengamos una buena salud oral.

La boca

La boca presenta toda una serie de estructuras que actúan de forma coordinada para permitir el desarrollo de actividades tan diversas como la masticación, la gesticulación o la respiración.

Estructuras de la boca:

  • Labios: Son externos y conformas la parte más visible de la boca.
  • Mucosas: Membranas de color rosa que se unen con las encías y recubren las partes de la boca donde no hay hueso.
  • Encías: Tejidos que cubren los huesos maxilares y rodean a los dientes.
  • Maxilares: Huesos que soportan los dientes. Pueden ser superiores o inferiores.
  • Lengua: Órgano formado por músculos donde se encuentran las papilas gustativas y las glándulas salivales.
  • Paladar: Forma parte del maxilar superior. Su parte anterior (paladar duro) está formada por hueso y su parte posterior (paladar blando) continúa hasta la laringe.
  • Dientes: Estructuras de color blanquecino que se encuentran en las arcadas dentarias, que están a su vez en las encías. Forman dos hileras antagónicas que se conectan en la parte frontal de la boca.

Los dientes

De todas las estructuras que se encuentran en la boca, los dientes son las más importantes. Los dientes son las estructuras más duras del cuerpo humano,, siendo responsables de la trituración y masticación de los alimentos, que deben pasar al tracto digestivo en un estado semisólido para poder ser digeridos.

En edades avanzadas, las personas tienen 32 dientes definitivos, 16 en cada lado de la boca. Se distinguen cuatro tipos de dientes, que se diferencian por su forma y misión.

Tipos de dientes:

  • Incisivos: Ubicados en la parte más central y anterior de la arcada. Son de forma rectangular y tienen el borde afilado para ayudarnos a cortar los alimentos.
  • Caninos: Colocados después de los incisivos. Su forma puntiaguada ayuda al desgarre de los alimentos. Además ayudan a guiar los movimientos de la mandíbula.
  • Premolares: Ubicados entre los caninos y los molares, se caracterizan por tener una doble cúspide. Con ellos se inicia la trituración de los alimentos.
  • Molares: Son los últimos dientes de la arcada. Su superficie horizontal presenta surcos y cúspides y su función es la trituración de los alimentos.

Este conjunto de dientes constituye la dentición definitiva, cuya erupción comienza alrededor de los 6 años de edad. En la infancia, las personas desarrollamos una dentición temporal formada por 20 dientes que llamamos “de leche”, que son más pequeños y más blancos que los definitivos. Los dientes temporales requieren los mismos cuidados que los dientes finales, por que debemos mantener una correcta higiene dental.

¿Qué dicen los dientes de ti?

¿Qué es lo primero en lo que te fijas cuando conoces a una persona?

En el pelo, los ojos, la boca.. Dice el refrán que una imagen vale más que mil palabras y no podría tener más razón. En el mundo en el que vivimos prima la imagen y el modo en el que nos mostramos a la sociedad sobre nuestros principios o ideas. Todo nuestro cuerpo contribuye a la imagen que ofrecemos al exterior, desde nuestros movimientos hasta el propio aspecto físico. Y en este contexto, nuestra boca juega un papel fundamental.

Con una sonrisa podemos llegar a decir mucho sobre nosotros mismos, incluso mas que empleando palabras. Sonreímos para ser más felices, o porque lo somos. Sonreímos para provocar emociones positivas en los demás, para que nos perdonen, para enamorar o incluso para mentir. Pero no solo la sonrisa habla por sí sola. Nuestra dentadura y nuestra personalidad están estrechamente ligadas y nuestros dientes pueden decir mucho más de lo que pensamos.

La forma de tu boca puede definir tu personalidad

Numerosos expertos han centrado sus publicaciones y estudios en descubrir la relación entre las características de nuestra dentadura y nuestra forma de ser. Aquí compartimos algunas de sus conclusiones:

Según el tipo de dientes

  • Si están perfectamente alineados implican una personalidad con decisión, controladora pero de buen corazón.

  • Los dientes inferiores torcidos denotan una personalidad más introvertida.
  • Los dientes muy pequeños suelen ser característicos de personas amables, risueños e inteligentes.
  • Los incisivos muy grandes se relacionan con personas locuaces y de buen humor.
  • Los caninos pronunciados son comunes en personalidades conflictivas y problemáticas, con tendencia a las discusiones.

Según la forma de tu boca

  • Los labios carnosos son propios de personas generosas, mientras que unos labios delgados y pegados a los dientes son más típicos de personas ahorrativas.
  • Si las comisuras se elevan hacia arriba al sonreír, eres una persona positiva. Por el lado contrario, si se inclinan hacia abajo revelan una mayor tristeza interior.

Es importante aclarar que no existen estudios médicos ni una evidencia científica sobre esta relación entre dentadura y personalidad, pero resulta interesante probar si estas afirmaciones se cumplen, por ejemplo, con personas de nuestro alrededor. 

La estética dental, muy importante

En nuestra clínica siempre hemos tenido claro que la apariencia y estética dental es muy importante. Así como hemos hablado de personalidad en función de nuestra boca, el estado de la misma también nos puede afectar de manera inversa. Una boca fea nos podrá deprimir y empeorar nuestro aspecto general. Algo que nuestros profesionales están preparados para solucionar con los mejores y más innovadores métodos en nuestro gabinete de estética dental

Ahora que sabes todo esto sobre tu sonrisa y forma de ser, ¿por qué no pruebas a analizarte en frente del espejo?

Blanqueamiento dental: Origen, beneficios y contraindicaciones

Con el paso del tiempo, la ingesta de comidas y otra serie de factores (mala higiene, golpes, tabaco..), el color blanco de nuestra dentadura se va perdiendo conforme avanzan los años. Este hecho no es algo que determine el estado de salud de los mismos, sino que con su uso, el esmalte y otra serie de partes del diente van oscureciéndose. Es un proceso natural que rara vez se puede evitar, pero que si que puede tratarse. El blanqueamiento dental profesional es una solución real y asequible para todos aquellos que deseen tener una sonrisa más blanca y brillante. Por eso hoy venimos a hablar en profundidad sobre blanqueamiento dental, cual es su origen, las ventajas que tiene y algunas contraindicaciones. Comenzamos.

Origen del blanqueamiento dental

Se dice que fue en el año 1989 en Norteamérica, cuando los doctores Haywood y Heymann encontraron una solución real al problema de la pérdida de blancura en los dientes. Hasta este momento, muchos lo habían intentado sin éxito, pero es a finales de la década de los 80 cuando se obtuvieron resultados reales y aceptables para el propósito en el que se trabajaba. Básicamente, este primer blanqueamiento dental aceptado mundialmente se basaba en la aplicación de geles de peróxido de carbamida.

A partir de este descubrimiento, las técnicas de blanqueamiento dental han ido mejorando de manera progresiva hasta el día de hoy, donde además de geles, también empleamos otros elementos como lámparas blanqueadoras y demás métodos que ofrecen rápidos y excelentes resultados. Una alimentación correcta y no fumar, junto con la aplicación de determinados tratamientos o el uso de pastas dentífricas que incluyan sustancias beneficiosas para el cometido en cuestión pueden ayudar, pero el blanqueamiento dental como tal siempre se ha considerado como algo profesional.

Tipos de blanqueamiento dental

  • Blanqueamiento por fotoactivación: Método inferior a una hora de duración con el que vemos resultados inmediatos. Combina aplicación de geles con la activación por luz led.
  • Blanqueamiento en casa: Se emplean unas férulas de plástico sobre las que se aplica el gel blanqueador y se las colocará según indique el odontólogo experto en este tipo de tratamientos.
  • Blanqueamiento mixto: Combina los dos tipos anteriores. Básicamente se enfoca en reforzar el tratamiento en casa con sesiones esporádicas de fotoactivación.
  • Blanqueamiento interno: Enfocado a pacientes que tienen piezas dentales a las que no les llega el riego sanguíneo por diferentes motivos. Se debe realizar en la clínica y es totalmente indoloro.

Beneficios del blanqueamiento dental profesional

Las ventajas y repercusiones positivas que tiene el blanqueamiento dental son mayormente estéticas. Pero no hay que menospreciar nuestro aspecto ya que de este dependen, por ejemplo, nuestro autoestima o nuestro estado de ánimo. Ya no digamos la importancia que tiene el aspecto en profesiones de cara al público o de moda.

  • Mejora tu sonrisa: Una dentadura blanca siempre hará destacar más tu sonrisa. Por muy bonita que tengas la dentadura, si esta no luce blanca y brillante no llamará la atención como debería.
  • Mejora el autoestima: No tener complejos a la hora de sonreír nos hará tener un mejor humor, transmitiendo buenas sensaciones a las personas que nos rodean y contagiando el buen ánimo en los demás.
  • No es doloroso, no es caro y es rápido: El blanqueamiento dental es una técnica totalmente indolora que cualquier paciente puede recibir. Además, el precio no es para nada algo fuera de lo común y es asequible para cualquier bolsillo y lo mejor de todo, que los resultados aparecen rápido.

Recomendaciones y contraindicaciones

Como todo en esta vida, el exceso o el mal asesoramiento puede tener repercusiones negativas en la salud de nuestros dientes. Es importante no obsesionarse con tener unos dientes excesivamente blancos, pues el sobretratamiento de blanqueamiento dental puede dañar el esmalte de los dientes. También, existen situaciones en las que los dientes no pueden alcanzar el tono deseado, debiendo realizar otro tipo de tratamientos como el de las carillas de porcelana. Otro apunte sobre los efectos secundarios del blanqueamiento dental (si se abusa del mismo), es que puede aparecer hipersensibilidad en las piezas dentales. Eso sí, es algo temporal que debe desaparecer tras la realización del tratamiento.

Descubre como trabajamos el blanqueamiento dental en Clínica Dental Eduardo López

Diccionario Dental (Parte I)

Como todos ya sabréis, una de nuestras secciones favoritas dentro de la comunicación que llevamos a cabo en nuestras redes sociales es la de Diccionario Dental. Desde Clínica Dental Eduardo López siempre intentamos transmitir todo el conocimiento que tenemos sobre la salud dental a nuestros clientes y seguidores, para que puedan entender muchos de los tratamientos y acciones que recomendamos en nuestra clínica. Por ello hace casi un año decidimos comenzar la sección de la que venimos a hablar hoy. Una especie de diccionario donde explicamos términos que usamos en nuestro lenguaje técnico de una manera sencilla para que cualquier persona pueda comprenderlos. 

Tras unos meses compartiendo de manera progresiva términos y sus correspondientes explicaciones, hemos decidido crear un artículo donde congregar todos aquellos términos que ya hemos publicado. Obviamente faltarán muchos porque iremos creando más artículos (o actualizando este ya veremos) con los próximos conceptos que tratemos. Esperamos que os sirva de ayuda. ¡Comenzamos!

Conceptos de la salud bucodental

(ordenados alfabéticamente)

Aleta de mordida: Radiografía que permite detectar las caries entre los molares y premolares superiores e inferiores simultáneamente.

Alveloplastia: Remodelación quirúrgica del lecho óseo donde se alojan los dientes

Atache / Anclaje de precisión: Dispositivo de enclavamiento para estabilizar una prótesis parcial removible.

Férula: Cualquier dispositivo que se utilice para estabilizar los dientes flojos. También puede ser un dispositivo que se usa para corregir los trastornos de la articulación temporomandibular (ATM).

Firura Palatina: Deformidad congénita causada por una falta de fusión entre el paladar duro y blando.

Furca: Zona de los dientes multirradiculares donde las raíces se dividen.

Gingivectomía: La escisión o extirpación de encía.

Gingivitis: Inflamación de los tejidos gingivales sin pérdida de tejido conjuntivo.

Gingivoplastia: Procedimiento quirúrgico para remodelar la encía.

Halitosis: Mal aliento en la boca, tanto en niños como en adultos.

Higienista: Profesional que tiene licencia para hacer profilaxis (limpiezas de boca), quitar puntos de cirugías y otros tratamientos.

Hueso alveolar: Hueso que rodea y apoya las raíces de nuestros dientes.

Impactado: Diente que no puede erupcionar porque está tropezando con un diente vecino.

Inlay (o Incrustación): Restauración fabricada en laboratorio para el relleno de una cavidad y que se adhiere al diente. Las incrustaciones se hacen generalmente de oro o de porcelana.

Interproximal: Se refiere a las superficies de los dientes que contactan con el diente adyacente.

Legrado: Raspar las encías que lo necesitan por enfermedad

Labial: Parte de los dientes que miran hacia labio o mejillas

Lingual: Parte de los dientes que mira a la lengua

Maloclusión: Alineación incorrecta de los dientes superiores e inferiores.

Modelo de estudio/diagnóstico: Reproducción de los dientes a partir de una impresión de la boca.

Molar: Piezas dentales que se encuentran al final de la boca con grandes superficies de masticación para moler los alimentos.

Obturación: Tipo de empaste. Término común para referirse a la restauración de un diente que ha sufrido caries.

Oclusales: Se refiere a las superficies de masticación de los dientes.

Oclusión: Contacto de las superficies de masticación de los dientes superiores e inferiores.

Profilaxis: Limpieza de los dientes por encima de la línea de la encía. Puede ser realizada por un dentista o por una higienista dental.

Prostodoncista: Dentista que se dedica a la sustitución de dientes perdidos o restauración de los dientes dañados.

Prótesis inmediata: Sustitución de los dientes con una prótesis el mismo día en que los dientes se extraen.

Tartrectomia: Eliminación del sarro supragingival. También se denomina destartraje

Torus: Abultamiento óseo o protuberancia de hueso.

Trismus: Limitación de apertura

Beneficios de la estética dental

La sonrisa es un medio de comunicación universal que cualquier ser humano tiene, por ello su cuidado es muy importante ya que es tu carta de presentación al mundo. La mayoría de personas que conocemos se viste, arreglan y cuidan para tener una apariencia que les guste. Escogen un corte de pelos, una estética, un tipo de ropa, colores, estilos.. definen en rasgos en apariencia incluso su personalidad. Una fachada que se completa con nuestra boca y sonrisa.

Nuestros dientes forman parte de ese aspecto que tanto cuidamos y es por eso que, a parte de tenerlos sanos para podernos alimentar bien, cada vez nos preocupamos más por su aspecto. Los queremos blancos y brillantes, bien colocados de manera uniforme, sin desperfectos o roturas.. Nuestra dentadura y su cuidado forma ya parte de la estética, por eso la odontología estética o la estética dental cobran todo el sentido en los tiempos que corren. Hoy queremos hablarte de los beneficios que esta tiene y definir a la perfección lo que es.

¿Que es la odontología estética?

Hablamos de una disciplina de la salud dental que emplea técnicas específicas que se centran en el objetivo de tener una dentadura perfecta. En busca de la mejor sonrisa, existen una serie de tratamientos que te ayudan a que tus dientes luzcan impecables, y por lo tanto tengas una bella sonrisa. Por poner un ejemplo básico y que además todos conocemos, el blanqueamiento dental es una de esas técnicas de las que hablamos. El desgaste y uso de nuestros dientes hace que vayan perdiendo su color blanco original para tornarse más oscuro o amarillento. Con el blanqueamiento dental los dientes recuperan parte o casi la totalidad de su tono original, ofreciendo un aspecto fantástico.

Blanqueamiento dental con Philips ZOOM

Pero hay más técnicas que trabajan por ejemplo aspectos como la armonía visual de la boca o la asimetría dental. Por ejemplo tenemos las carillas de porcelana o composite que refuerzan la apariencia de tus dientes, dejándolos libres de imperfecciones mostrando la dentadura con su aspecto natural y original.

Beneficios de la estética dental

Como ya hemos dicho antes, el principal beneficio de la estética dental es el de la apariencia. Siguiendo los tratamientos de odontología estética tu sonrisa lucirá más bonita que nunca, con todos los aspectos positivos que ello implica. Pero a parte de beneficios físicos, también de autoestima. Ya que el hecho de tener una sonrisa sana y bonita te puede cambiar el estado de ánimo, favorecer el buen humor, el sentirse bien consigo mismo, con lo importante que es.

Además de aspectos estéticos, la salud también se ve reflejada con estos tratamientos. Ya que para poder trabajar la estética dental en una persona, sus dientes deben estar en perfecto estado. Por lo que de manera indirecta nuestro especialista estará controlando en todo momento el estado de nuestros dientes. La sonrisa perfecta no es solo la bonita, sino la sana también.

Nuestro gabinete de estética dental

En nuestra clínica disponemos de un gabinete de estética dental equipado con la mejor tecnología para que nuestros pacientes puedan disfrutar de los mejores servicios de odontología dental. Trabajamos con la marca líder en sistemas integrales de estética dental, implantología y odontología restauradora todas estas técnicas:

  • Coronas y puentes dentales
  • Carillas de masquín estética
  • Empastes estéticos
  • Fluoración dental
  • Blanqueamiento dental

Visita nuestro gabinete de odontología estética

 

 

 

 

Clínica Eduardo López Magazine ya está en nuestra consulta

Llega a nuestra casa Clínica Dental Eduardo López Magazine. Se trata de una revista gratuita que ya puedes encontrar en nuestra consulta de forma trimestral y que ponemos a vuestra disposición con toda la ilusión del mundo. En ella encontrarás noticias de actualidad, salud, informaciones sobre nuestra clínica y por supuesto actualidad odontológica.

En este primer número, podéis conocer en profundidad al doctor Eduardo López que nos ilustra sobre la cirugía guiada 3D desarrollada en nuestra clínica dental. Este sistema utiliza un novedoso software de planificación que ofrece al dentista información tridimensional sobre la anatomía de la boca del paciente: la anchura y densidad del maxilar hasta la ubicación exacta de los nervios y raíces de los dientes adyacentes.

Este software permite al dentista realizar cirugías precisas y predecibles, y hasta es capaz de mostrarnos el aspecto que tendrán los dientes incluso antes de comenzar el tratamiento. Se convierte en la mejor herramienta de diagnóstico y planificación de implantes dentales que existe. Sus beneficios son importantes tanto para el paciente como para el dentista:

  • Seguridad, precisión y predictibilidad de los resultados.
  • Tratamiento poco invasivo que permite colocar los implantes dentales a través de la encía, sin necesidad de abrirla ni dar puntos de sutura.
  • Post operatorio rápido e indoloro.
  • Colocación de dientes inmediatos y fijos a los implantes dentales desde el primer día.
  • Vuelta a la vida cotidiana de forma inmediata.
  • El mejor tratamiento para los pacientes con poca cantidad de hueso por la precisión en la planificación de los implantes en el lugar correcto, donde haya mayor cantidad de hueso.

En este primer ejemplar, también encontraréis una serie de consejos que debéis tener en cuenta a la hora de elegir a vuestro dentista. Ya sabéis que con “la salud no se juega” y es muy importante asegurarse de que vuestro dentista cumple con todos los requisitos.

Os recordamos que muchos de los problemas de salud empiezan en nuestra boca si no le prestamos la atención que se merece. Cuidarla es nuestro objetivo y lograr tu satisfacción, nuestra mayor recompensa.

Eduardo Lopez Revista Eduardo Lopez Revista 001

Riesgos de los tratamientos caseros de blanqueamiento dental

La búsqueda de la sonrisa perfecta puede llevarnos a seguir conductas nocivas para nuestra salud bucodental. Todos queremos lucir unos dientes blancos y perfectos, pero no a cualquier precio. Por ello, antes de iniciar un blanqueamiento dental es necesaria la valoración de un dentista para evitar posibles complicaciones.

El Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos (COEM) informa que el uso de productos inadecuados para el blanqueamiento dental, o en cantidades incorrectas, puede provocar serios problemas en dientes y encías. Es importante que la técnica utilizada conserve la vitalidad de nuestros dientes y encías, y que se aplique en la medida adecuada.

Los expertos advierten del peligro de las técnicas de blanqueamiento no profesionales que prometen resultados increíbles en pocas sesiones, ya que estos pueden ocasiones graves consecuencias en la salud.

Existen productos de blanqueamiento de venta libre que están compuestos la mayoría de las veces por peróxido de carbamida en una concentración minúscula. Suelen ser métodos poco fiables, debido a que el usuario se auto diagnostica, sin tener en cuenta posibles complicaciones o problemas en su boca que pueden impedir que sea inadecuado realizarse un tratamiento sin antes tratarlos.

Realizarse blanqueamientos dentales sin supervisión médica puede provocar diversos efectos secundarios como alteración de la rugosidad de la superficie del diente, hipersensibilidad dentaria, difusión hacia la lengua, labios o mejillas así como ingestión accidental, afectación de estructura dentaria, afectación del nervio del diente, lesiones en mucosas y encías.

Por estos motivos, es importante acudir a un especialista antes de realizarse un blanqueamiento dental para que éste te realice un diagnóstico previo completo y personalizado. En clínica dental Eduardo López en Córdoba, te asesoramos y adaptamos nuestros tratamientos de forma personalizada para que puedas lucir tu mejor sonrisa de una forma completamente segura.

Bruxismo, el estrés afecta a tus dientes

 

¿Habéis notado que situaciones de estrés vienen acompañadas por dolores de cabeza o de oído? La respuesta puede encontrarse en nuestra boca y en un comportamiento involuntario que afecta directamente a nuestros dientes: el bruxismo.

Consiste en una acción compulsiva de rechinar, frotar o apretar los dientes con intensidad, frecuencia y persistencia, sin ningún interés funcional, siendo los dientes, músculos y la articulación de la mandíbula las partes más afectadas. Sin duda, es una anomalía muy común puesto que se tiene constancia de que el 80% de las personas han sufrido o sufrirán en alguna ocasión un episodio de estas características a lo largo de su vida.

El estrés y la ansiedad del día a día son los principales motivos que pueden llegar a desencadenar este trastorno. También puede estar ocasionado por una maloclusión o a una alineación indebida de los dientes.

Según el momento en el que tiene lugar la acción de rechinar los dientes, distinguimos dos tipos de bruxismo: diurno y nocturno. El diurno se produce en situaciones de máxima concentración o de tensión psíquica mientras que el nocturno tiene lugar mientras duermes y es una manera que tiene el cuerpo de descargar las tensiones acumuladas a lo largo del día.

¿Qué consecuencias tiene el bruxismo? Sus efectos son muy variados, incómodos y no se localizan únicamente en la boca. Así, en nuestra boca podemos sentir un incremento de hipersensiblidad dental tanto al frío como al calor, desgaste de piezas dentales o incluso fracturas dentarias. Otras consecuencias habituales de este transtorno son los dolores de cabeza, de oído o cuello e incluso insomnio.

¿Cómo puede tratarse el bruxismo?

Para tratar este transtorno es necesario restablecer el equilibrio entre los músculos, los dientes y las articulaciones. Las placas de descarga, también conocidas como férulas, son las herramientas más utilizadas para lograrlo. Estas placas nos permiten redirigir, disminuir y redistribuir las fuerzas de masticación. Esto logra relajar la musculatura y proteger la articulación

Como es una enfermedad muy asociada al estrés y la ansiedad, cualquier tratamiento del manejo del estrés podrá ayudarte.

Si notáis algunos de los síntomas, Eduardo López, tu dentista en Córdoba, te informará sobre su tratamiento.