Todo lo que tienes que saber del herpes labial

El herpes labial es una infección provocada por el virus del herpes simple. Las también conocidas como calenturas labiales responden a dos tipos de virus de este tipo de herpes: VHS-1 (tipo 1) y VHS-2 (tipo 2). El 1 suele causar infecciones orales leves como el herpes en el labio, y algunas más severas como la queratitis o la meningoencefalitis. El 2, mayormente relacionado con las zonas genitales y sus infecciones, también puede provocar un herpes labial. Aproximadamente el 67% de la población por debajo de 50 años está infectada por el VHS-1 .

Contagio y síntomas del herpes labial

Su contagio es muy simple, pues solo necesitamos un contacto físico con la herida de una persona que esté en ese momento afectada. Boca a boca a través de la saliva, con las manos.. etc. Los primeros síntomas suelen responder a un quemazón o picor en la zona la cual tras dos días afectada, llegarán las temidas ampollas. Tras un período máximo de 2 semanas, estas se romperán liberando el líquido que albergan y comenzando a sanar.

Frecuencia y posibles causas

La cadencia con la que este tipo de afecciones aparecen depende de la salud del individuo. Pero es cierto que existen algunos factores que favorecen la aparición del herpes labial. 

  • Estrés
  • Ansiedad
  • Menstruación / embarazo
  • Cansancio extremo
  • Quemaduras por luz solar
  • Enfermedades como gripe o resfriado
  • Bajada de defensas por motivos varios

En cualquier caso, las personas afectadas por este virus no se pueden curar, ya que no existe cura para la infección. Lo mejor que podemos hacer es mantener un vida saludable, comer sano y evitar las causas anteriormente mencionadas.