pasta dental blanqueadora

¿Es realmente útil la pasta dental blanqueadora?

Guiados por los anuncios prometedores que vemos en televisión o escuchamos en la radio, a la vez que empujados por una cierta ansiedad con respecto a nuestro aspecto, la mayoría de nosotros nos hemos visto en la tesitura de comenzar un “tratamiento” de blanqueamiento dental con alguna pasta dental blanqueadora que hemos visto en la publicidad. En estos anuncios nos prometen una dentadura más blanca y brillante en cuestión de semanas. Algunas, incluso en días predican. Nada más lejos de la realidad pueden encontrarse estas afirmaciones, las cuales son desmentidas por los expertos del sector.

Recalcan que es imposible conseguir esa meta de tener los dientes más blancos con el mero uso de estos dentríficos. Óscar Castro, el presidente del Consejo General de Dentistas, afirmaba que “no funcionan en absoluto, ni tampoco tienen el efecto blanqueador que prometen”. Además, insiste en comprender la diferencia entre una pasta de dientes de mantenimiento empleada tras haber recibido un blanqueamiento profesional de las pastas de diente que supuestamente blanquean y después mantienen.

Importante destacar que el color del diente viene determinado por la dentina, capa que está por debajo del esmalte (que es translúcido). Por lo tanto, es meramente imposible que una simple pasta de dientes modifique el color del diente de manera real. Teniendo en cuenta el hecho de que el color del diente viene determinado de manera genética, sin penetrar en este no se puede blanquear una dentadura.

Otro aspecto negativo de una pasta dental blanqueadora es su composición. Si ya de por sí las pastas de dientes incorporan en sus componentes sustancias abrasivas que afectan al esmalte, las pastas blanqueadora lo incluyen incluso en mayor proporción. Estos agentes abrasivos se centran en eliminar la placa discolorada, produciendo cambios de color en ciertos puntos, cuyo origen está en la zona superficial del esmalte, desgastando así el área afectada. Esto quiere decir que estas pastas exfolian o lijan la parte superficial del diente, pero no atacan el origen del problema, la dentina.

¿Cómo tener una dentadura lo más blanca posible?

Lo primero que habría que hacer es dejar de creer en el típico anuncio milagroso de pasta dental blanqueadora. Llevar una vida sana con una alimentación adecuada, cepillarse los dientes después de cada comida, evitar el tabaco y las bebidas que puedan teñir el esmalte como el café o el vino tinto. También habría que tener mucho cuidado con ciertos remedios caseros como el bicarbonato con limón, sustancias ácidas que desgastan y abrasan el esmalte. En este artículo profundizamos más sobre los tratamientos caseros blanqueadores.

Lo recomendado por los expertos es acudir a un profesional del sector para recibir un blanqueamiento en condiciones. Una vez hecho esto, usar pastas de dientes de mantenimiento que unidos a los consejos anteriores te garantizarán una dentadura más blanca y brillante. Y lo más importante, sana.

Reserva cita en Clínica Dental Eduardo López para su sesión de blanqueamiento dental profesional.