Bruxismo

Bruxismo, el estrés afecta a tus dientes

 

¿Habéis notado que situaciones de estrés vienen acompañadas por dolores de cabeza o de oído? La respuesta puede encontrarse en nuestra boca y en un comportamiento involuntario que afecta directamente a nuestros dientes: el bruxismo.

Consiste en una acción compulsiva de rechinar, frotar o apretar los dientes con intensidad, frecuencia y persistencia, sin ningún interés funcional, siendo los dientes, músculos y la articulación de la mandíbula las partes más afectadas. Sin duda, es una anomalía muy común puesto que se tiene constancia de que el 80% de las personas han sufrido o sufrirán en alguna ocasión un episodio de estas características a lo largo de su vida.

El estrés y la ansiedad del día a día son los principales motivos que pueden llegar a desencadenar este trastorno. También puede estar ocasionado por una maloclusión o a una alineación indebida de los dientes.

Según el momento en el que tiene lugar la acción de rechinar los dientes, distinguimos dos tipos de bruxismo: diurno y nocturno. El diurno se produce en situaciones de máxima concentración o de tensión psíquica mientras que el nocturno tiene lugar mientras duermes y es una manera que tiene el cuerpo de descargar las tensiones acumuladas a lo largo del día.

¿Qué consecuencias tiene el bruxismo? Sus efectos son muy variados, incómodos y no se localizan únicamente en la boca. Así, en nuestra boca podemos sentir un incremento de hipersensiblidad dental tanto al frío como al calor, desgaste de piezas dentales o incluso fracturas dentarias. Otras consecuencias habituales de este transtorno son los dolores de cabeza, de oído o cuello e incluso insomnio.

¿Cómo puede tratarse el bruxismo?

Para tratar este transtorno es necesario restablecer el equilibrio entre los músculos, los dientes y las articulaciones. Las placas de descarga, también conocidas como férulas, son las herramientas más utilizadas para lograrlo. Estas placas nos permiten redirigir, disminuir y redistribuir las fuerzas de masticación. Esto logra relajar la musculatura y proteger la articulación

Como es una enfermedad muy asociada al estrés y la ansiedad, cualquier tratamiento del manejo del estrés podrá ayudarte.

Si notáis algunos de los síntomas, Eduardo López, tu dentista en Córdoba, te informará sobre su tratamiento.